LA UAN MICROUNIVERSO VIVO

Luis Ignacio Palacios 14/11/2013 Comentarios

Desde la estabilización del Estado mexicano, habiéndose procesado la transición política; con una sociedad plural, demandante y en ocasiones demasiado beligerante en sus acciones contestatarias, las universidades públicas, vienen siendo objeto de un singular proceso, el antiguo paradigma de que las instituciones de educación superior fueron consideradas como prioritarias por ser un factor de desarrollo de la sociedad, mediante la formación humanística y social de sus educandos, comprometidos con sus comunidades.

Hoy, existen varias vertientes que vale la pena analizar, para colegir y saber justipreciar el espléndido trabajo que lleva a cabo el rector Juan López Salazar al frente de la Universidad Autónoma de Nayarit; que hoy, en el contexto de un gobierno estatal que ha demostrado como hechos los compromisos políticos y financieros con los universitarios, podemos apuntar que ahí en el campus, se tiene la clara representación de nuestro universo social, una comunidad plural en  ebullición.

El gobierno de la república diseñó su política educativa, dejando de lado las graves divergencias políticas y precariedades al dejarle a la rica y poderosa burocracia sindical, el sistema de educación básico; el Snte y sus organismos opositores en varias entidades del país, nos muestra el peor escenario posible en que se encuentra hoy la educación primera de los mexicanos.

En educación media y superior, el asunto cambia; luego que se fortalecen las políticas públicas en el sentido de que los universitarios, en el desarrollo nacional, son los sujetos de la esperanza de la sociedad; es decir las universidades públicas tienen como objetivo superior la formación de todos aquellos profesionales que reclama el crecimiento económico de la nación, son ellos los predestinados para la cabal comprensión del momento que vivimos y en la medida de sus luces quienes vendrán a mover las ruedas de la historia para dinamizar las vocaciones productivas de nuestras entidades.

Pero sin duda, lo que sucede al interior de las universidades públicas, es el reflejo en cierta medida de los avatares que tienen los gobiernos, tanto el federal como los de los Estados; egoísmos financieros, desencuentros políticos, diferendos en los temas de los subsidios, la vinculación de los universitarios con productores agro industriales; la generación de una cultura de emprendedores para que se inserten en los ciclos económicos de la región; en fin, son variados los tópicos que se aprecian en la interrelación de la Universidad Autónoma de Nayarit con el gobierno del Estado y los factores de poder económico locales.

REFLEXIONES  DE LO INTERCULTURAL

Pregunta el escriba ¿la UAN en sus últimos rectorados ha sido realmente corresponsable con las necesidades de los nayaritas; se ha ubicado cabalmente en las políticas públicas de los gobiernos locales..? recordemos, desde sus orígenes las universidades son consideradas como los polos de desarrollo del conocimiento, del ejercicio del pensar, donde los estudiantes y académicos contribuyen al mejoramiento de la ciencia, y son factor de transformaciones culturales en las comunidades en donde viven.

De ahí el porqué bajo esta tesitura, es pertinente darle todo el reconocimiento a la UAN por la IV Feria del Libro y la XV Jornada Altexto; de donde destacamos el evento en donde varios investigadores del área de ciencias sociales y humanidades participaron en la mesa de diálogo “Mediación intercultural” que tuvo una singular pretensión, diseccionar la visión de los universitarios sobre la pervivencia de las etnias amerígenas locales.

Jorge Luis Marín García presentó un trabajo de maestría y doctorado desde el punto de vista de la mediación intercultural, el cual ha realizado por más de siete años; éste consiste en cómo el arte huichol se convierte en un vehículo de mediación entre los grupos Wirrárika y los Teiwari, así como con gente de diversos lugares.

“Esta investigación la hice siguiendo a un Marakame, que realizaba ceremonias a las que no sólo asistía gente Wirrárika, sino también personas de otros países, me interesaba principalmente ver cuál era la razón por la cual seguían a este Marakame, porque dentro de esto hay ideas religiosas y de admiración”.

José Antonio Madera Pacheco tornó su participación en cuanto a las experiencias que desde ejercicios de investigación-acción ha venido construyendo hace algunos años, principalmente con grupos de organizaciones campesinas; “queremos que reflexionen sobre el proceso de cómo acercarnos a estos grupos”, añadió.

Estos trabajos son útiles para estudiantes que están en proceso de definir sus proyectos de investigación; los acercará a nuevos retos y los ayudará a construir ese deber ser que tiene la UAN a partir de la vinculación con otros grupos sociales.

Los universitarios destacaron que lo importante de la multiculturalidad es cómo se puede empezar a dialogar entre las diferentes culturas y no solamente con las culturas que se consideran valiosas y autóctonas; “debemos ser diversos en la manera de entender y pensar, sobre todo al relacionarnos” coligieron. Así se concreta el ideal universitario, estar íntimamente vinculado en su proceso formativo con su entorno socio cultural.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido