LA DINÁMICA INSTITUCIONALIDAD

Luis Ignacio Palacios 12/11/2013 Comentarios

Son varias vertientes del quehacer público, diversos escenarios de una dinámica tal que la sociedad pareciera que ya no está expectante, el decurso de la vida de nuestra sociedad se ha acompasado al ritmo de las expresiones de la gente, formas de interlocución, las más numerosas de adhesiones al quehacer de esta administración, las menos, contestatarias y críticas con elementos subjetivos que difuminan la procedencia del punto de vista contrario.

Nayarit, es una sociedad que se mueve al ritmo de las acciones de las instituciones públicas; las dependencias del gobierno federal, las inversiones públicas, concertadas por los tres niveles de gobierno, son quienes con el reciclaje del capital, le imponen de una u otra forma el ritmo de crecimiento de nuestra economía.

Todos los gobiernos han hecho esfuerzos por dinamizar los ciclos económicos; se insertan los subsidios en las cadenas productivas, y los hechos económicos se entrampan, es un asunto de cultura, de pasión y entrega a una nueva forma que reclama la realidad que hoy tenemos, una interdependencia de los mercados, que determinan –quieran o nó aceptarlos- las formas y nuevos modos de producción de los satisfactores que esta aldea global necesita.

Y este es, hoy el problema de los agentes económicos de la entidad; un comercio acotado por las entidades municipales que no se han actualizado en dotar el marco normativo de estímulos y actualizaciones que el comercio demanda; persisten vicios de hace lustros, el corporativismo que elude el pago de sus cuotas fiscales y un padrón de contribuyentes municipales, sobre los cuales se les duplican los impuestos.

El gobierno del estado, es el factor que le impone a la sociedad el ritmo de sus tendencias; en lo económico, se desarrollan los mercados ya consolidados; el turismo, bienes y servicios, tienen sus programas promocionales ya perfeccionados, de un altísimo nivel de inversiones, producto de las acciones del gobierno de la república; otros sectores, dependen del estímulo gubernamental, el agro local, tiene excelentes vocaciones productivos, y sin embargo, no hemos tenido el desarrollo que la sociedad y sus expectativas reclama.

Somos una entidad que tiene muy clara sus vocaciones, agro industria de manufacturas medias, turismo, ganadería, granos básicos, camaronicultura, cuenca lechera, y minería en la sierra; el gobierno del Estado, hace lo propio, empero, no hay consonancia en los grupos empresariales –salvo honrosas excepciones- locales.

EL PROCESO ELECTORAL QUE VIENE

Tenemos una calma y una estabilidad institucional, la densidad delincuencial contenida, que es, junto a la obra pública, los puntales de una administración que prepara su reproducción para el año electoral de 2014. Hoy se ha institucionalizado el quehacer social, todos los tópicos se han procesado en el devenir de nuestra sociedad, y no existe factor alguno que perturbe el ambiente de los nayaritas, que se aprestan a cerrar un año productivo, de reacomodos, para iniciar el año electoral.

El grupo político que llega en rededor de Roberto Sandoval, está compuesto de hombres y mujeres de variados talantes; no se les puede distinguir por ser productos sociales elaborados, con algunas excepciones de aquellos que tienen responsabilidades de primer nivel; se han destacado jóvenes secretarios del despacho y un par de talentosas mujeres que junto con aquellos serán protagonistas del proceso del año que entra.

El asunto que se aprecia asimétrico es la solidez de los partidos políticos; el Pri, con un gobierno consolidado, con eficiencia en el trabajo legislativo; con normalidad en el desarrollo del quehacer jurisdiccional, con grupos contestatarios reducidos y de escaso impacto en medios, no tiene la presencia y el protagonismo que reclama la sociedad por ser el partido en el poder.

Se dice que están construyendo estructuras partidarias paralelas; se vuelve a incidir en los “partiditos” regionales, que dividen a los priístas de los municipios; plausible sería que ante la precariedad y ausencia de nuevos cuadros con capacidad de convocatoria, se tiendan puentes hacia los grupos tradicionales que le han dado sostén al partido histórico de los nayaritas.

La emergencia de una nueva generación militante ha sido acelerada, no han tenido es el tiempo de atemperarse, existen mucha improvisación y una equivocada percepción de que todos los noveles y debutantes tienen aseguradas las candidaturas a regidores, ediles y diputados.

La poca oposición que tenemos, tanto panismo como perredismo han sido víctimas de sus propias limitaciones; y existe una singular especulación sobre un imaginario colectivo de una alianza imposible para el municipio de Tepic, Acción nacional y Revolucionario institucional, en la persona del joven empresario Antonio Echevarría García; nada tan lejos de la realidad.

Roberto Sandoval es el político más pragmático y disciplinado que haya llegado a ser gobernador; tiene muy claros sus intereses partidarios y del cómo se va a procesar la reproducción del poder, desde el poder. Hoy, el tema son los acelerados y aquellos recién llegados que están desprestigiando al equipo gobernante; esta será la atención y los correctivos en próximos días…, veremos pues. Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido