“PALABRAS MAYORES” DE PEÑA NIETO

Luis Ignacio Palacios 05/11/2013 Comentarios

El estilo de gobernar del presidente Enrique Peña Nieto, implica que se puedan deducir argumentaciones de tipo político en las formas de anunciar los grandes programas de su administración; hace semanas, estuvo en Nayarit para anunciar el plan de desarrollo turístico; ayer, en esa comunidad ribereña del rio Santiago, el presidente de los mexicanos, anuncia el programa “un nuevo campo para México”.

El presidente de los mexicanos expresó que “desde Nayarit quiere decirle a los productores de todo México, a los pescadores, a los ganaderos, que este gobierno quiere cambiar el rostro de las actividad primaria del país, queremos un nuevo cambio para México..! cambios y transformaciones para el país, que muestre prosperidad y desarrollo para sus familias; la generosidad es el activo de los mexicanos, no hay otros como los mexicanos, tenemos una gran oportunidad, para construir un futuro promisorio; un abrazo fraterno! Con mi mayor cariño y mi mayor reconocimiento a todos ustedes…!”

Y es en este contexto que se justifica la visita presidencial, el titular del ejecutivo federal anuncia la construcción de un “agroparque” en la entidad, y la construcción del “canal centenario” una ambiciosa obra de irrigación de la parte centro y norte del territorio del Estado, que tendrá una inversión de siete mil millones de pesos y se prevé irrigará 43 mil hectáreas, que se incorporan a la agricultura de alto rendimiento, beneficiando a más de siete mil productores de la región.

Peña Nieto informa que con la construcción de este canal de riego de 60 kilómetros, tendrá 360 kilómetros de canales derivadores para el riego, al incorporar casi 50 mil hectáreas al cultivo, se tendrán dos ciclos de cosechas, otoño-invierno y primavera-verano tal cual lo anunció Enrique Martínez, secretario de la Sagarpa; y dijo enfático el presidente de los mexicanos que “multiplicará por cinco la producción de maíz; por tres la producción de arroz y por dos y medio la producción de frijol..”

Esto es, “para aprovechar la infraestructura hidráulica de las presas que tiene la entidad”.

Estas, son palabras mayores, expresadas por el presidente de la república, que sin duda vienen a confirmar el optimismo con que Roberto Sandoval estuvo anunciando la visita y el proyecto de su gobierno del “canal centenario”, de esta manera concreta la sincronía que todo gobernador pretende consolidar, la adhesión oportuna con el presidente de la república quien es el que opera los poderosos recursos del gobierno de la federación.

LAS PALABRAS Y LOS DICHOS

El rostro del gobernante Sandoval Castañeda, durante su alocución estuvo expectante, sus palabras, asertivas en ese discurso muy aprendido y machacado, que Nayarit, tiene uno de los recursos más importantes para convertirse en el verdadero granero de la república, en el productor forrajero más importante del país, el agua a raudales;  porque tenemos una combinación de recursos naturales, clima, agua, tierra, y sobre todo “gente noble y trabajadora”.

Roberto insiste una y otra vez, si se combinan todos estos recursos, se le dará valor agregado a los productos del campo; señala que los subsidios multimillonarios que el gobierno de la república otorga a otra entidades para paliar la sequía, se deben orientar a Nayarit, que es una “pequeña gran entidad” que puede contribuir a lograr la ansiada soberanía alimentaria, pide que los recursos de la federación se queden en el campo nayarita.

El gobernante manifiesta que, los nayaritas “queremos una oportunidad para la generación de alimentos, queremos un México con soberanía alimentaria y Nayarit va a contribuir a ello; señala que desea empatar el desarrollo turístico que tenemos con la producción agropecuaria; campesinos y ganaderos deben de contribuir a la canasta básica de los mexicanos; demanda “no mas subsidios a fondo perdido”.

Termina su intervención con su singular credo; “creo en Nayarit; creo en mi gente, creo en México, y creo en usted presidente..!”

Enrique Martínez, secretario de la Sagarpa, expuso los dones que la naturaleza prodigó a la entidad; habló del empeño diario de los nayaritas, y de que la secretaría a su cargo, está empeñada en “desburocratizar” los trámites para generar con oportunidad los recursos para impulsar el campo mexicano; habló de millonarias inversiones en concurrencia con los recursos del Estado de Nayarit, señala que el destino del país es aportar a la demanda mundial de alimentos.

Las palabras de Martín Torres, productor agrícola; de Rafael Sánchez, ganadero y de Samuel González pescador; se insertan en el clásico discurso jerárquico de productores que esperan la mano generosa del gobierno, les faltó un tanto que expresaran los compromisos de ellos y de sus pares, para que no solo sea la acción gubernamental el hecho detonante de sus actividades productivas.

Total, una jornada que le salió redonda, -con un escenario de fábula- al presidente Enrique Peña Nieto y que para el gobernador Roberto Sandoval fue un éxito administrativo y sobre todo político; quien le pondrá en duda, que festine el hecho de haber sabido radicar los recursos de la federación para tan importantes obras que reclama el armónico desarrollo agropecuario de la entidad que gobierna.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido