EL “EFECTO GIANNI”

Luis Ignacio Palacios 24/09/2013 Comentarios

El mensaje fue claro y contundente, todos los miembros del grupo político en el poder lo entendieron cabalmente, Roberto Sandoval envió a su secretario de obras públicas al evento de informe de actividades del diputado saldate, por medio del cual se pretendió esconder su objetivo sustantivo, hacer una demostración de fuerza política ante el jefe de la entidad; y ahí, con lenguaje corporal y la sencillez de la alocución del ingeniero Gianni Ramírez, se acreditó quién tiene la mejor comunicación política.

La semiología aplicada al marketing político nos indican los yerros mayúsculos del diputado que arma un escaparate con el más prosaico de los atractores, explotar la ambición de los desposeídos, exascervar la cultura del pedigüeñismo para inducir artificiosamente una escuálida personalidad, que, -con todo y bye pass gástrico- sencillamente se queda en el dintel en el cual se encuentra, un espontaneísmo inconsecuente para los retos de la reproducción del poder, en el próximo año electoral.

La comunicación política es el instrumento primario del político, y se produce desde la manera en que mira a sus interlocutores; las personas ignorantes y faltas de ilustración como saldate, no miran de frente cuando saludan, eluden la fijación visual por la naturaleza trémula de lo que son, medrosos, marrulleros. Habrá que preguntarle a su gurú de cabecera, el porqué la confusión de pretender hacer sofisticado lo que es un ejercicio sencillo, simple, pero auténtico.

Desde hace mas de dos mil años, Quinto Tulio Cicerón, cinceló las reglas básicas para el político en campaña; destacar las cualidades, y si se carece de ellas, disimular que se tienen; las cualidades naturales del político son, el estudio, la capacidad de estar atento para actuar con determinación; algo de ingenio, saber actuar y estar bien informado del mundo y de la sociedad a la que aspiran gobernar.

La comunicación política es un ejercicio elaborado, la cual debe darse con naturalidad y convicción, ya que sin convicción no hay credibilidad y sin credibilidad no se genera confianza, sin confianza no hay votos!

Gianni estuvo espontáneo y natural entre la gente, no era su festejo ni mucho menos, llevó el mensaje claro y puntual de Roberto Sandoval que, sabedor de los símbolos del ejercicio del poder, con la presencia de su secretario de obras públicas, deja claro el sentido de su filia para el próximo año electoral; y el mensajero, solo tuvo que comportarse tal cual es, el “efecto Gianni” es el reflejo, la adhesión espontánea de la gente; el ingeniero, es atento con las personas que le reclaman su atención, saluda y mira con naturalidad a los ojos de su interlocutor.

Le falta afinar unos cuantos detalles, empero la comunicación política es la herramienta que Gianni hoy empieza a manejar en sus alocuciones públicas, no requiere de las viejas consejas, solo desplegar su personalidad de tal manera que la gente percibe que actúa con toda espontaneidad.

Y aplicarse tal cual lo señalaron hace más de dos mil años “Tendrás que presentarte siempre tan bien preparado para hablar como si en cada una de las causas se tuviera que someter a juicio todo tu talento”, escribió Quinto Tulio Cicerón. Hay la lleva…

Contacto luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido