EL OFICIO DE ARMANDO GARCÍA

Luis Ignacio Palacios 20/09/2013 Comentarios

Su estilo de operar es, ortodoxo, bajo el cannon de los valores de la eficiencia que preconiza su partido; con el seguimiento estricto de las reglas no escritas del sistema, las sabe aplicar como pocos, y de la aparente cautela que se aprecia en primera instancia, es un ejecutivo que entrega resultados, él sabrá como los obtiene, pero está cumpliendo con su chamba como pocos del grupo en el poder; Armando García, el pastor de los diputados, cumplió con la discutida reforma constitucional.

En efecto, el diseño de la presentación de las modificaciones a la carta local, se hizo de una manera inopinada y, como muchos otros asuntos, no se hizo el ejercicio previo del futuro impacto mediático y político que tendría en las oposiciones y en el imaginario colectivo de los contestatarios mediáticos; casi a la trompa talega, no se salía de un escenario de contradicciones cuando llegan las iniciativas.

A ciencia cierta no se ha socializado de manera adecuada, la parte más importante de las candidaturas independientes, del cómo se gestan y del cuánto de porcentajes del padrón electoral se requerirá para el registro y procedencia; otra cosmética, y ahí subyacente, tomando como sustento inicial, el fundamento de la carta magna, un diputado que es arquitecto (¡!) plantea la iniciativa de quitar una incómoda taxativa para los intereses del grupo en el poder.

Aprobada ya la reforma a la constitución de los náyaros, puesto que solo los Ayuntamientos que presiden ediles de acción nacional, seis ayuntamientos, negaron su resolutivo y con 14 aprobados, la reforma vá; se coció el arroz con un procedimiento que pudo ser echado a perder por la liviandad de dos ediles y el principio de oportunidad que algunos regidores pretendieron capitalizar de manera extraordinaria bajo el prosaico tamiz de ingresos extraordinarios por su firma.

Sea cual haya sido el proceder de los operadores –si es que hubo alguno- del ejecutivo, ayer, Pepe Espinoza llegó de manera sigilosa al salón de sesiones, saliendo por el privadísimo pasillo de la oficina del diputado presidente, acompañado por su ujier, fotógrafo y jefas de prensa, fue testigo de la lectura del decreto que les otorga la libertad de llevar a la titularidad del OFS a cualquiera de los secretarios del despacho que cubra los requisitos sustantivos de experiencia de” cinco años previos en materia de control, auditoría financiera y responsabilidades”, la obviedad del destinatario es manifiesta!

Armando García, responde a la medida de la inter dependencia de poderes; eso se llama eficacia, que en contexto de la política desplegada por el poder es altamente apreciada…

Contacto luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido