LA DANZA DE LOS JUECES

Luis Ignacio Palacios 19/08/2013 Comentarios

Es el poder del presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, complementa las facultades de este último, tratándose de la remoción o rotación de la adscripción de los jueces de primera instancia de los distintos fueros que conocen; y así, para muchos titulares de los juzgados, de manera sorpresiva, la semana anterior, se celebró la reunión extraordinaria del CJE y a propuesta del magistrado presidente Pedro Antonio Enríquez Soto, se resolvió  la rotación de treinta y tres juzgadores y se asigna a la titular del único juzgado de oralidad mercantil.

Con este tipo de resolutivos, se conocen las tripas del poder judicial, quienes son los favoritos del poder, quienes son por causas de nexo conyugal o lazos consanguíneos inamovibles; y también se medio conoce pero no trasciende al foro o a los medios quienes son los jueces objeto del desdén de los hombres que dominan el control en el Consejo de la Judicatura; que aunque obeso e infuncional con tal número de componentes, al final concilian sus intereses.

Los criterios que se aplicaron en la sesión extraordinaria del pasado jueves 15, fueron, en primer lugar, distinguir a jueces que han demostrado capacidad y eficiencia en sus conductas y trabajo sustantivo que nunca han estado en nuestra ciudad capital; en segundo lugar, fue el humanitarismo para algunos jueces, que son féminas y otros varones, que tienen necesidades familiares ingentes de estar o en Tepic, o lo más cerca posible, para atender su particular condición familiar.

Y tercero, establecer la determinación sin derecho a inconformarse con aquellos jueces que han sido cachados en alguna movida chueca o tráfico de influencias, o que fueron amonestados o suspendidos por encontrarlos con las manos en la masa en algún asuntillo de orientar sus sentencias para el lado amable del amigo o del abogado influyente. Nadie lo admitió, pero este sustrato innombrado permeó en las decisiones que trajeron como consecuencia que siete de los cuarenta y un jueces, permanecieran en sus actuales adscripciones.

Se habla de “jueces de consigna” es decir, que tienen la expeditez de acordar órdenes de aprehensión en menos de media hora; o que son obsequiosos con el abogado que representa los intereses sub júdice de los magistrados de la sala penal; a esos juzgadores no los movieron de adscripción; y son siete, usted caro lector, búsquele y encontrará los nombres.

Una de las juzgadoras que despacha en un juzgado de Tepic, me dicen que es inamovible por ser la esposa de uno de los magistrados que llegaron en la horneada monumental de los doce magistrados, en la última remodelación que del poder judicial hizo la reforma constitucional del sexenio anterior, que representan los intereses particulares del sátrapa, y al parecer siguen incólumes; puesto que, el actual gobernador, no tiene en absoluto el control político del órgano de control y del poder interno del poder judicial.

DINERO EXTRA, COMPENSACIONES OMISAS

Poco mundo sabe, fuera del foro y del poder judicial, que dentro de las finanzas  del poder judicial, existe un fondo en bancos locales, se le denomina “fondo auxiliar” ahí se depositan las fianzas, depósitos y multas que se imponen a los justiciables en el decurso de la actividad jurisdiccional; parte de estos recursos se meten a mesa de dinero para que no estén improductivos y se pueda generar algo de intereses que sirven o servían para actividades colaterales de la función jurisdiccional.

Como ir a Congresos, capacitar a mas personal que lo merezca y, hasta hace un año, se utilizaba parte de este fondo para darles una pequeña compensación a todos los jueces, bajo el rubro de “bono de fin de año”; empero, el año pasado, la insurgencia sindical que llegó al inaudito de paralizar de loca manera las funciones jurisdiccionales, elevaron sus apetitos y don Pedro Antonio fue incapaz siquiera de sancionar a los paristas descontándoles los días que no laboraron, sino que fue humillado por el Sutsem al obtener sus reclamos, lo que dejó las arcas vacías y pues que se chinguen los jueces, no hubo bono para ellos.

A principios de este año, por tal motivo, de manera sigilosa, se hizo una acción concertada de un buen número de jueces, sobre todo de aquellos que tienen bastantes años de servicio; le iban a hacer una manifestación al presidente del CEJ y del TSJ afuera del edificio sede; pudo ser desactivada esta insurgencia, gracias a la intervención –a petición expresa de la presidencia- atinada de un buen juez; quien puso de su dinero para invitar a desayunos y reuniones a los demás rijosos, para convencerlos finalmente de que la lucha era estéril, y que además darían un pésimo mensaje a la sociedad y al foro local.

Ahora con la rotación de juzgadores, a este dilecto abogado, no solo no se le mejoró su asignación, sino que fue remitido al peor partido judicial, si bien cercano a nuestra ciudad, es un juzgado en el cual no se paran ni las moscas..! El encabronamiento del aludido, se considera justificado, por haber sido objeto del desdén y de la ingratitud.

¿Cuál es la real condición de los interiores de los juzgadores de primera instancia..? -para no meternos en berenjenales con la segunda- la precariedad de las sentencias y la falta de especialización de las diversas materias que conocen los juzgadores, sobre todo porque quienes conocen de una sola materia aspiran a quedarse ahí y que no los muevan nunca. La última cuestión, ¿todos ellos, están preparados para asumir los nuevos roles y paradigmas del Nuevo sistema de justicia penal..?

¡Sépa…! Hay un buen trecho aún por recorrer…

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx           

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido