LOS RETOS DE GIANNI RAMÍREZ

Luis Ignacio Palacios 21/06/2013 Comentarios

Han pasado algunas semanas y pareciera que existe una marcada deflación en el posicionamiento del titular de la Secretaría de  Obras Públicas del gobierno del Estado, en el imaginario colectivo pre electoral; y desde este espacio, consideramos  lógico este fenómeno, dado el tiempo de anticipación con que ocurrió su despunte y la llegada a la cúspide de una pre candidatura que, no buscada conscientemente, se dimensionó de manera paulatina, en los meses previos y posteriores a las elecciones federales del año pasado.

El canon del marketing político nos dice que ante la espontaneidad de las expresiones ciudadanas sobre la personalidad de un político, lo dable es, darle racionalidad a sus efectos y no ir en contra del imaginario colectivo; esto hizo Gianni Ramírez, con el placet de su jefe y gobernante, lo que vino a confundir las señales al interior del equipo gobernante y a la estructura burocrática del CDE del Pri en la entidad, toda vez, que desde el arribo al gobierno, este grupo compacto, filtró la supuesta definición anticipada de que el “Delfín” de Roberto sería el ahora diputado federal Roy Gómez.

Sin embargo, nada existe tan volátil como un escenario del poder en sus prolegómenos a la reproducción desde el mismo poder; y es volátil porque la condicionante más importante, es la actuación diaria de los hombres  y mujeres que han sido señalados como los posibles sucesores; actuación que se modifica por la naturaleza de la interlocución social y por la capacidad de respuesta del funcionario en la medida en que se percata del grado enorme de dificultades que trae consigo el ejercicio de la función pública.

Cabe preguntarse, a la luz del marco normativo de los actos anticipados de campaña , si Gianni Ramírez ha incurrido en falta a las normas o si su posicionamiento es el resultado de la expresión natural de sus funciones aderezado por los atributos naturales de la personalidad singular del ingeniero; el objetivo de la ley que regula los actos anticipados de campaña es, evitar y sancionar una difusión ilegal de imagen que otorgue una posición de ventaja indebida en el contexto de una contienda a futuro.

Tanto el texto constitucional –artículo 41 fracción IV, y el inciso J de la fracción IV del numeral 116- que replica la primera disposición al orden estatal, como el Código federal electoral en el artículo 211, señalan las prohibiciones de los precandidatos, lo que no establecen la Carta Magna ni el Cofipe, es con claridad cuáles son los precisamente los “actos anticipados de campaña”.

Se señala como prohibición las actividades de proselitismo o difusión de propaganda antes del inicio de la fecha de las precampañas; que se constituyen como infracciones para los partidos, aspirantes, precandidatos y candidatos; he ahí la laguna legal a nivel federal y estatal; porque vale preguntarse, ¿la difusión de las calcas “GR” en los parabrisas de los carros, se puede catalogar como tal..? para las oposiciones  es claro que sí, empero, no hemos conocido en los medios que alguien haya registrado la manifestación expresa de Gianni Ramírez que señale su aspiración a tal o cual puesto de elección popular.

EL QUE HACER

De facto, es el secretario del gabinete de Roberto que expresa con mayor profundidad las adhesiones a su hegemonía política.

Los retos del ingeniero, son, darle racionalidad al espontaneísmo que ha generado su activa participación en el gobierno de Roberto; establecer una narrativa de futuro, porque sin narrativa la política cotidiana se convierte en algo pueril y de sobrevivencia entre los pretensos por lograr la elección del gobernante para reproducir el poder.

Gianni debe volver sus reflexiones al interior de su capacidad discursiva, prepararse en los aspectos en los que se le aprecia débil y fortalecer sus potencialidades; y ser el secretario que tenga la mayor información del proyecto gubernamental, de sus objetivos sociales y políticos; del modo que a su ya ganada popularidad, le imponga la calificación de ser no solo un eficiente funcionario, sino alguien que se está transformando en un político con una marcada emoción social, justicialista como debe corresponder a su origen humilde.

Con ello, será el mejor coadyuvante del gobierno de Roberto, que abonará a profundizar su presencia social y en el imaginario colectivo, como activo participante en las metas que busca concretar este gobierno en materia de desarrollo social, infraestructura y justicia social.

Como me decía el “caudillo” Emilio eme González, de esta manera se hace política, sin decir que estamos haciendo política; su precandidatura  y ulterior unción como tal, será por añadidura una cuestión meramente consecuencia de todo lo que hoy está construyendo; asumir con precaución, inteligencia y cautela sus declaraciones públicas, puede ser el primer peldaño de su propio edificio político trascendente.

En este contexto hay que llamar la atención y recomendarles mesura a todos aquellos amigos y espontáneos que acelerados por querer quedar bien con el favorito de Roberto, que se acompasen y no coman vísperas, las reuniones forzadas y la creación de redes territoriales sin un plan estratégico primeramente diseñado, puede ser entorpecedor, y constituír estorbos a mediano plazo cuya función política llegaría a ser contraproducente; no comer vísperas pues.

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx          

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido