PRECLUYE EL “PUTCH” DE AGUEDA VS EL “TORO”

Luis Ignacio Palacios 05/03/2013 Comentarios

Los escenarios de contienda política, y más aún si son inter gremiales o partidarios, pueden en un momento dado difuminar lances y campañas que no tienen el sustento que se requiere para hacerlos valederos o permanentes; una de las resultas del golpe de fuerza que el Estado mexicano, -llámese Enrique Peña Nieto- llevó a cabo en contra de la matriarca del Snte, Elba Esther Gordillo, evidenciando con claridad los fines de la desviación de los recursos que el gobierno otorga a los sindicatos; ha sido a nivel local, la disminución casi total de la intentona de Agueda Galicia por defenestrar al presidente municipal de Tepic.

La percepción ciudadana, cuando a medias tintas informaron los ediles en su conjura de las desorbitadas “prestaciones especiales” de inmediato condenó al sindicato y a su líder, generando empatías y adhesiones a favor de los Ayuntamientos; una circunstancia que pudo haberse trocado en un verdadero detonante para darle otro curso a la correlación de fuerzas, de entre los gobiernos municipales y los Ayuntamientos, que, sin  tintes partidarios fueron capaces de armonizar sus intereses frente al gremio sindical, porque todos padecen del mismo dolor.

Herederos de la costumbre del Estado corporativista, que en los setentas y ochentas del siglo pasado hicieron de los sindicatos del poder público un reducto de componendas y de enriquecimiento de sus liderazgos, los ediles de Nayarit, le quedaron debiendo al respetable, el primer episodio del desencuentro, fue un triunfo para los Ayuntamientos y sus titulares; solo que pareciera que fue una victoria pírrica, dado que no siguieron el librito de las reglas del poder para aniquilar a su opositora.

Les faltó sustento documental y al parecer les ha faltado la debida asesoría jurídica del modo que la ruta jurídica de su recomposición del convenio anual que celebran con el Sutsem, tenga visos de racionalidad financiera y se reduzcan las desorbitadas pretensiones sindicales a la justeza de prestaciones “normales” que esto es un decir, un eufemismo que esconde los privilegios que como gremio mantienen con su patrón cautivo y hasta ayer rehén de sus apetitos inacabados.

En este escenario, lo que trae consigo el encarcelamiento de la matriarca del Snte, es la dinámica del ejercicio del poder, cuando se tienen las superiores justificantes con que se actúa en contra de los intereses creados y las riquezas acumuladas por los dineros públicos que el Estado entrega a sus sindicatos; en la lógica del Pri resaturado, el poder que ejercen los ediles debe ser considerado como un patrimonio político que no se comparte, y menos con su sindicato.

Se ha difuminado en el caso del Ayuntamiento de Tepic, la intentona de Agueda Galicia de irse por las firmas de decenas de miles de ciudadanos para llevarlas al Congreso local para defenestrar al presidente municipal de nuestra ciudad capital; se jodió el intento, por haberse equivocado no solo de método, sino de ruta política; mal han calculado, que el horno del Congreso estaba para sus bollos.

Una revocación de mandato, no opera en el caso del edil de Tepic, y no se procesa por que los intereses gremiales que lo promueven se han ido al desprestigio mayúsculo de la sociedad, y ellos, en el sindicato lo saben, lo perciben y sin racionalizar el hecho, su respuesta ha sido precaria y pueril, se fueron por el insulto y la diatriba, clara señal de su angustia existencial y desesperación que les genera la impotencia de verse vencidos ante la opinión pública, ante la ciudadanía y ante sus pares.

LO QUE SIGUE

Al “Toro” Gon-Curi, en ningún momento le quitaron el sueño, al contrario, una situación de esta naturaleza, le hizo despertar todas sus capacidades no solo de excelente administrador, sino que le generó una vena política que no había sido conocida con anterioridad, le permitió hacer ajustes al interior de su aparato de gobierno municipal y, a la vez que dinamiza su función como primera autoridad frente a la ciudadanía de Tepic, revela que tiene patrimonio político acumulado, no se ha dormido, se avivó y de qué manera.

Solo hay que ver la prolija comunicación política que vía su oficina de prensa, se conoce, la mayoría de los secretarios del gabinete, andan en chinga, y hasta los regidores, (algunos desde luego) salieron a ensuciarse los zapatos con la tierra de las colonias y poblados de la periferia del municipio, le están dando la cara al pueblo, están coordinando los esfuerzos gubernamentales y en el DIF municipal, se llevan a cabo sin distingos las ayudas humanitarias y de educación compensatoria a las personas más débiles de nuestra sociedad.

Sigue en los prolegómenos del nuevo convenio con el Sutsem, afinar la estrategia jurídica, llevar el caso por la vía y con las acciones jurídicas adecuadas, para reubicar las relaciones de los Ayuntamientos con su burocracia al nivel que racional, jurídica y financieramente deben de estar; y esto no tiene vuelta de hoja, que se quiera o nó aceptar, es un imperativo categórico impuesto por la realidad financiera de los Ayuntamientos.

Y esta condición, no solo puede ser el principio del fin de un excesivo sindicalismo, que ahíto de riqueza pública que vuelve privada, que mantiene como rehenes a las administraciones municipales; batalla perdida, falta darle la puntilla legal, y tal cosa no es menor, se requiere de talento e inteligencia.., y güevitos desde luego..!

Contacto.- luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido