EMPRESARIOS, DESAFORTUNADA INTRUSIÓN

Luis Ignacio Palacios 15/01/2013 Comentarios

Las expresiones condenatorias de los presidentes de la Coparmex y Canacintra locales, al nombramiento que hizo el gobernador Roberto Sandoval de Manuel Narváez como titular de la Sedeco, son, por decirlo de una manera pudorosa desafortunadas y políticamente inconvenientes, porque invaden la esfera privada de las facultades y atribuciones que como titular de ejecutivo tiene para nombrar a Juan Cuerdas y Mangasmochas en la secretaría que se le antoje.

Los dos presidentes de este sindicato patronal y la cámara de industriales, revelaron su novatez e inexperiencia política; no es posible admitir que sus pares a nivel nacional, le dijeran lo mismo a Peña Nieto por nombrar a fulano en  la Secretaría zutana; ni por asomo lo harían cualquiera de estas dirigencias; pareciera que fueron azuzados por mentes perversas y se lanzaron al ruedo de manera torpe e ingenua.

Cuando se requiere que los organismos empresariales locales asuman una actitud trascendente y se suban de nivel en su interlocución con un gobierno que, muy a su estilo está haciendo lo suyo; porque una cosa que si pueden hacer, que sería criticar el diseño de la política económica, las constantes populistas de apoyos indiscriminados a su lumpenaje, que ha sido la base social de Roberto, o la falta de inclusión en la elaboración de políticas de desarrollo regional, en apoyos y financiación para las actividades productivas, y otra muy riesgosa, meterse a criticar el nombramiento de Narváez, que desde luego no les incumbe en absoluto.

Como nuevo miembro de la clase priísta, el gobernador del Estado, muy al estilo de la cultura política tricolor, tratará de hacer sinergia con el presidente de la república y replicar en su territorio y con sus gobernados el diseño de la política social y de interlocución que ha asumido Enrique Peña Nieto, quién hace unos días hizo un muy interesante pronunciamiento en el aniversario de la Concanaco; y en este acto, ahí mismo ante todos los presidentes de las Cámaras de comercio del país, firmó el decreto por medio del cual se crea el Instituto nacional del emprendedor.

Instrumento que tendrá representaciones en las entidades para el desarrollo e impulso efectivo de las Pymes, micro empresas a las que le apuesta su crecimiento la presidencia de la república, por constituír mas del 90% de la planta productiva de México; este es el panorama dentro del cual debían de participar las cúpulas empresariales locales, y no andar metiéndose en camisa de once varas con cuestionamientos incontinentes e inconvenientes a las decisiones personales del gobernante.

 Mal debut en las lides de la interlocución con el gobernante del “checo” González y César Miramontes, no quedan bién sus agremiados con esta inadecuada crítica, lo cual le sigue dando pie a Roberto para mantener el desdén con los representantes del empresariado local, del tal modo que a más de un año de gobierno, aún no se agenda una reunión con ninguno de ellos, las acciones de promoción e inversiones públicas son para los desclasados, porque con estos dirigentes nones, políticamente han demostrado que son incorrectos.

LA ENCUERADA DE AGUEDA

Luego del exitoso trascendido que como boletín de prensa se replicó en casi todos los medios locales, la pregunta inmediata es ¿qué sigue..? porque el genio que instrumentó el encuere sobre los ingresos millonarios que recibe el Sutsem y que al igual que los otros sindicatos de su misma naturaleza, no le dan información ni a sus agremiados, nadie les pide cuentas y sus liderazgos inventan las del gran capitán.

Prudente sería que en los Ayuntamientos y en el Poder judicial, se les hubiese levantado las actas correspondientes de sus paros locos, y de entrada se les descontara el día por no trabajarlo; lo pensarán muy bién otra vez que el sindicato los llame a hacer bola en las presiones a las autoridades para los pagos de sus apetitos, llegando a la comisión de delitos del fuero común y federal (ataques a las vías generales de comunicación).

Es la coyuntura pues, nunca como antes la sociedad ha captado cabalmente el enorme grado de desprestigio e inutilidad que tienen los trabajadores sindicalizados de los poderes públicos, los políticos están a la baja, pero al ser victimizados por las pujas sindicales, en caso de que se animen a actuar conforme a derecho, sin duda alguna tendrán el beneplácito de la gente.

¿Ya llegaría de manera venturosa el tiempo en que los gobernantes  inicien el principio del fin de este lastre que tienen los gobiernos como maldición gitana…..?

¿O solo es un latigazo donde más duele, para que no se les olvide quién es el patrón..?

Sigamos expectantes los acontecimientos…

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido