CREAR, SABER, OBJETIVO DE LA FERIA DEL LIBRO

Luis Ignacio Palacios 21/12/2012 Comentarios

Si bien, a la llegada de su rectorado, el C.P. Juan López Salazar se encontró con la inmediatez de la celebración de la Feria del Libro, una vez que se asentaron y planificaron los objetivos académicos y administrativos de lo que busca será una trascendente responsabilidad al frente de la Universidad de todos los nayaritas, visualizaron que la Feria del Libro, podría constituirse en un singular detonante de las actividades del saber universitario.

Revisaron las actividades extra escolares de estudiantes y catedráticos, los registros en las bibliotecas y centros de internet que tiene la UAN, para colegir que la demanda de libros y de servicios de la web para búsqueda de información o investigaciones especializadas era precaria, no acorde con los objetivos superiores de incentivar el estudio y dinamizar las visitas a las bibliotecas.

Se ha trabajado con los catedráticos, que constituyen el vínculo con el grueso de los estudiantes para orientar los programas extra curriculares que redunden en un mejor aprovechamiento estudiantil y de los servicios que ofrece la Universidad a su comunidad. La orientación que le dieron a esta edición de la Feria del Libro “Gran Nayar” obedece a estos superiores objetivos del rectorado de López Salazar.

Hagamos un recuento de lo sucedido en esta Feria, 180 escuelas de nivel pre escolar mandaron sus grupos a visitar los stand´s y todos ellos participaron en los talleres infantiles; alumnos de 260 primaras y 260 secundarias estuvieron presentes en las actividades de la Feria.

Se presentaron 12 libros por sus autores:

Cuentos fábulas y leyendas del Profr. Ramón Castellón Valera;

Observando algunos tópicos en sustentabilidad delProfr. Juan Pablo Ramírez Silva, docente de la UAN;

Los Ayala, memorias de mi pueblo del Lic. Jesús Carranza Diaz;

En busca del elefante, Presentación a cargo de la editorial El ermitaño;

Tópicos selectos de ciencias agropecuarias de Coordinadores: Dr. Juan Eligio Guerra y Dr. Jacobo Cruz Ortega, docentes de la UAS;

Tequilita un siglo de historia de Rodolfo Pérez Rosales;

Calabaza japonesa orgánica del Dr. Agustín Robles Bermudez, docente de la UAN;
A semejanza de Ab Cronos Castillo Guzmán, ganador del premio Trapichillo 2012;
Diagnóstico funcional de marismas nacionales del MC. Manuel Blanco y Correa Magañanes;
Memorias de marzo-Poesía- Francisco Meza, docente UAS;

Estudios de turismo y competitividad en México del Mto. Oscar Ernesto Hernández Ponce, docente ITSON; Siete caminos de sangre, Cuentos de Geney Beltrán Félix, docente de la UAS.

FOMENTO A LA LECTURA

En la Feria, durante su realización, en cada uno de los días hubo una actividad de «fomento a la lectura» para todo público, y 11 conferencias, así como mesas de diálogo con diversa temática como “El papel de la universidad ante el reto de la interculturalidad” “Agendas mundiales para la sustentabilidad” “Entre las políticas públicas, la educación ambiental y el compromiso ciudadano.”

“Comunicación intercultural en los medios de comunicación” ”Coloquio Novísimas voces del Nayar” “Ceremonia ritual del Mitote de la Cultura Expresiva Nayeri de la Mesa del Nayar” y una conferencia magistral de Bernabé Solis y Marcos Herrera.

Se presentaron el Ballet Mexcaltitán, el Ballet Folcklórico Mahautzi de la UAN;
el Ballet FEUAN; el Coro Infantil Nervo y todos los días, la comediante Florillina, la cuenta-cuentos, entre otros.

Como se aprecia, en este recuento de las actividades lúdicas y culturales de los autores de libros, se abarca una amplia gama de temas, algunos de rigor científico, académico y de vinculación social; estimo que en esta edición de la Feria del Libro “Gran Nayar” se expresa la parte medular de los proyectos trascendentes de este rectorado, que en síntesis se trata de crear conocimiento, que el ejercicio de la inteligencia en catedráticos y estudiantes sea veraz.

Que los universitarios estudien, lean, investiguen, se inconformen con los paradigmas que les toca estudiar y que se derivan en su proceso formativo como profesionistas, es una de las tareas que han emprendido el grupo de académicos que acompañan al rector Juan Lopez.

LA UNIVERSIDAD DEL SIGLO XXI

Hoy, en la UAN se aprecia que hace un par de lustros o quizás un poco mas, nos inunda una revolución tecnológica que hará desaparecer a la mayoría de las universidades, sobre todo aquéllas con un enfoque profesional, primordialmente instructivo y sólo podrán sobrevivir aquéllas de excelencia que aglutinarán a los mayores talentos para la formación de las élites intelectuales y profesionales.

Pero incluso en éstas, aquellos cursos meramente instructivos, mecánicos o de información, serán delegados a los medios electrónicos y audiovisuales.

Los profesores de las universidades sobrevivientes de esta crisis tecno educativa, serán los científicos y especialistas que estarán moviendo las fronteras del conocimiento y trabajando con los jóvenes más sobresalientes de la sociedad.

Es probable que este tipo de universidades  se parezcan más a las universidades clásicas como el gymnasium socrático o el forum platónico; es decir, comunidades empeñadas en la búsqueda del conocimiento en un ambiente de rigor académico y vida escolar.

Se ha dicho que la universidad del futuro será «un lugar donde el conocimiento será transmitido en la forma de habilidades y/o de datos», el reto será determinar las curriculas con los instrumentos analíticos apropiados para ello y definir textualmente aquellas habilidades epistemológicas como la estadística, la teoría de la probabilidad, la lógica y los elementos que resultan básicos para la evaluación de la evidencia científica.

Sin embargo, una universidad así concebida resultaría incompleta para los propósitos formativos de los estudiantes universitarios. Por esta razón consideramos que el curriculum de la universidad del futuro se parece más al de la universidad liberal, con una columna descansando en las habilidades epistemológicas y en el conocimiento de las ciencias básicas, y otra descansando en las humanidades.

Una especie de vuelta a la universidad clásica; y sí, es en este contexto en que debemos apreciar todos los esfuerzos que se llevan a cabo en la UAN, bajo el rectorado de nuestro amigo, el C.P. Juan López Salazar, quienes llevan la reforma universitaria en serio y con plena responsabilidad de sus alcances; ellos están cumpliendo con sus responsabilidades, tiempo es que los catedráticos, estudiantes y sociedad, hagan lo propio…

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido