LA INHABILITACION Y LAS CONSIGNACIONES PENALES

Luis Ignacio Palacios 18/12/2012 Comentarios

El hecho de ser servidor público y delinquir en su ejercicio, es una circunstancia que distingue a este tipo de personas del resto de los ciudadanos; hoy de demuestra este aserto cuando luego del ominoso proceso que llevó a cabo el Organo de Fiscalización de la Cámara de Diputados, ante el oprobio de los hechos notorios (que no admiten probanza alguna, por la contundencia de su evidencia) hasta hoy, la Contraloría estatal, anuncia sus sanciones en contra de funcionarios menores del sexenio anterior.

Efrén Velázquez, el oscuro y mediocre burócrata, que de dirigente de los sindicatos federales en la entidad, llegó a líder del Congreso local y posteriormente Contralor del gobierno anterior, gracias a su reptante sumisión, a su actitud lacayuna en grado extremo con el sátrapa ex gobernador ney gonzález; hoy, se enfrenta a su realidad, lo inhabilitan por once años para ejercer función pública alguna.

El anuncio de la consignación de once funcionarios de la Secretaría de Finanzas y de la Dirección de Prensa, sorprende a la opinión pública, porque confirma el más claro deslinde político de Roberto Sandoval con su predecesor; a las expresiones verbales que en varias ocasiones realizó, desde el arribo a su gobierno, hoy se confirma con la petición al Ministerio Público, de que se ejercite la acción punitiva en contra de quienes cometieron el latrocinio de un poco mas de 90 millones de pesos.

Se reservó Roy Rubio, los nombres de los consignados, ¿para no entorpecer las averiguaciones? Esto suena a un arcaísmo, toda vez que los delitos cometidos por los funcionarios públicos al ser infamantes, comenzando por el escarnio público que merecen al darse a conocer sus nombres; de cualquier manera, la secresía del contralor, no ha impedido la impunidad ni las oportunidades de poner distancia de por medio; ¿deveras concibe este gobierno que los imputados van a permanecer en este territorio a esperar pasivamente las resultas de estas consignaciones..?

EL PRIMER RESPONSABLE

Todo mundo sabe, que en el sexenio anterior, no se movía un hoja en todas las dependencias públicas y descentralizadas, sin la voluntad de la pareja gobernante; el primer responsable de los latrocinios cometidos y detectados por la auditoría de la cuenta pública del dos mil once sobre el 27% del gasto ejercido, en más de 338 millones de pesos, se llama ney gonzález; es el ex gobernador, a quien la opinión pública y la sociedad entera ya condenó por su exultante enriquecimiento ilegítimo que obtuvo como titular del poder ejecutivo.

Las acciones de la Contraloría a cargo de Roy Rubio, no llevó a cabo sus indagatorias en contra de los consignados, junto a las resoluciones que el Organo de Fiscalización Superior de la Cámara de diputados ya presentó sobre las irregularidades detectadas; ahí están los nombres, 90 y tantos millones de pesos que Florencio Román Mesina pretendió justificar con facturas apócrifas; 80 y tantos millones el Ing. Héctor Manuel Ibarra, de la misma forma; cerca de 2 millones en Turismo a cargo de Edwin Hernández y así por el estilo, hay que leer las 400 y tantas cuartillas del documento que contiene el informe de resultados del OFS, ahí se consigna todo el latrocinio.

A estos nombres, hoy es posible que se hayan sumado como presuntos responsables en las consignaciones de Roy Rubio, Víctor Flores, ex titular de Contabilidad y Presupuesto de la Secretaría de Finanzas; el propio ex titular de esta dependencia Raúl Gutiérrez Casillas; Lorena Orozco, ex directora general de Tesorería; y desde luego Sandra Edith Martínez Sánchez, ex titular de la dirección de prensa, que fue una dependencia utilizada por el sátrapa ex gobernador, para que, de manera discrecional se pagaran cantidades exorbitantes a sus incondicionales, como lo ya publicado por algunos portales de internet, las millonarias facturas a favor del modosito y actual diputéibol Alejandro Galván.

Este hecho que protagoniza el contralor Roy Rubio, “por instrucciones del gobernador Roberto Sandoval..” tiene una innegable connotación política; es un mensaje oblicuo para el ex gobernante, con la obviedad que cuenta con el beneplácito de la sociedad y el goljorio de todos aquellos que fueron victimizados con las perversidades propias de un ejercicio gubernamental enfermizo y rocambolesco.

La prospección política que pudiera hacerse sobre este escenario es, que, Roberto Sandoval, ya no puede permanecer en la complicidad política de la inacción jurídica en contra de su predecesor y sus funcionarios, quienes como nunca en la historia reciente de Nayarilandia cometieron todos los ilícitos que hoy les imputa el OFS y las consignaciones de la Contraloría, sin duda, de llevarse a su final el derrotero procesal, por vez primera la sociedad puede ser resarcida –al menos políticamente- de toda la rapacería cometida por esta caterva de funcionarios corruptos y venales.

“Sed lex dura lex” esto debe ser parte de una normalidad democrática, todo aquel funcionario público que cometió chingaderas en contra del erario público debe pagarlo en la medida de su ilicitud y prevaricación; no hay de otra, puesto que esta es, la única manera de legitimarse adecuadamente de cara a la sociedad harta de tanto funcionario que de manera impune aprovecha los puestos públicos solo para aprovecharse de manera indebida de los recursos públicos.

En otras latitudes, a este tipo de servidores públicos, los fusilan o de perdida, les cortan las manos; aquí nuestras leyes les privilegian su proceso y los tratan con pincitas..

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido