HÉCTOR GON-CURI PRIMER INFORME

Luis Ignacio Palacios 08/12/2012 Comentarios

Para juzgar al hombre público, debemos de atender las formas y modos que tuvo que asumir para llegar al puesto que ostenta; la capital del Estado de Nayarit ha sido gobernada por una administración integrada por servidores públicos que estuvieron en la administración gubernamental estatal anterior; pese al signo político del mismo partido, podemos afirmar que son asuntos absolutamente diferentes, entre el desprestigio del sátrapa ex gobernante y la ruta propia que asumió el Ing. Héctor González Curiel.

El “Toro” como coloquialmente se le conoce, tuvo un triunfo electoral con unos cuantos cientos de votos de diferencia, razón por la cual, se le generaron demasiadas expectativas mediáticas y de la gente sobre su desconocida capacidad política en su primera experiencia electoral; dado que la administradora, la había acreditado en sus exitosas experiencias anteriores.

La tarea de gobernar gobiernos locales, al nivel de capitales de entidades como la nuestra, plantea una serie de inconvenientes que fueron absolutamente evidentes y que condicionaron los niveles de asfixia económica y presupuestal, merced al estado de “quiebra técnica” en que fue entregada la ciudad capital de los náyaros, por aquella muchacha torpe y desorientada que estuvo en el lugar y en tiempo equivocado, por el simple capricho de la ex pareja gobernante.

Son muchos frentes los que se tuvieron que atender de manera simultánea, una baja aceptación de la ciudadanía urbana, ciudadanos que no votaron por el tricolor, y que fueron  los críticos iniciales del nuevo edil, ante el impacto financiero que representaron los nuevos empréstitos para la renegociación de la terrible deuda que tiene el Ayuntamiento de Tepic, producto del inefable oficio, de los ediles anteriores, que se endeudaron y dejaron al futuro mediato la resolución de la carga financiera.

Con los servicios municipales colapsados, recolección de basura, alumbrado público y las cruentas vertientes de la inseguridad pública galopante que encajaba sus garras en las calles, avenidas y zona rural limítrofe, la densidad delincuencial a todo lo que daba, la ciudad capital recibió con el beneficio de la duda a la administración del “Toro”.

De manera paulatina, con tiento en algunas áreas y con dinamismo en otras, el gabinete de funcionarios, regidores y síndico, mostraron su formación política real, demasiado espontaneísmo en regidores y funcionarios menores; y una singular cicatería del síndico cuyas volubilidades trascienden del interior de las pujas del cabildo a los comentarios externos de sus detractores.

LOS FUNCIONALES

Con recursos recuperados de la federación y la generosa contribución financiera del gobernador Roberto Sandoval, se recompuso el área de Aseo y Limpia, se lleva a cabo un excelente trabajo en el SIAPA y Obras Públicas asumió el liderazgo de las acciones trascendentes del gobierno municipal, los ingenieros Misael Alvarez y Jhony Vera, han sido lo puntales de las acciones que sustentan la eficacia de las políticas públicas del “Toro”.

La titular de la Secretaría, la licenciada Rocío Flores, además de las propias labores que le dan el organigrama, ha sido una eficiente servidora que potencia las acciones de contacto con la ciudadanía, sus organizaciones populares, los Comités de Acción Ciudadana y la base social electoral que a diario contacta el presidente municipal.

El estilo sencillo, puede calificarse de elemental, pero sobre todo es funcional, la política que despliega González Curiel, frente a sus gobernados le ha redituado excelentes resultados, su posicionamiento en la ciudadanía es indudable, y con las organizaciones empresariales su contacto ha sido dificultoso, toda vez que el área que permanece sin evolucionar es la fiscalización y la vigilancia de los negocios, puesto que sus reglamentos y ley de ingresos son el lado flaco de esta administración.

Marcia Bernal y María José Berecochea, dilectas profesionales que provienen de distinguidas y poderosas familias de Tepic, han acreditado que su inexperiencia en los puestos públicos no es sinónimo de ausencia de emoción y ganas de hacer las cosas bién; cada una en su cargo, protagoniza las calladas acciones que apuntalan la eficacia administrativa del Ayuntamiento de Tepic; el “Toro” puede ir a jugar Golf temprano, la seguridad pública y la funcionalidad de las dependencias del Municipio de Tepic, ya no le quitan el sueño.

El área de asistencia social y el humanitarismo que se prodiga a la gente que menos tiene desde el DIF municipal a cargo de la señora Ely Ruvalcaba, se trabaja con eficacia y sin excesos mediáticos, no se riñe con la figura del edil; en el todo que significa la tarea de gobernar la ciudad capital, el “Toro” desplegó una política de integralidad que le ha funcionado y le ha dado ya un plus en su patrimonio político.

A la debida atención de los servicios públicos, una política sin poses ni actitudes impostadas de cercanía a la ciudadanía, y una excelente interrelación con los poderes estatales, el Ing. Héctor González Curiel, tiene buenas cuentas que informar el día de hoy a los tepicenses.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

 

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido