“NO METERÉ LA MANO POR NADIE…” DIP. ARMANDO GARCÍA

Luis Ignacio Palacios 04/12/2012 Comentarios

Fue preciso y muy claro, el diputado presidente de la Comisión de Gobierno Legislativo y de la de Hacienda, Cuenta Pública y Presupuesto de la Cámara de Diputados, al señalar en su conferencia de la semana anterior, luego de ponderar la glosa del Primer informe del gobernador Roberto Sandoval, y explicar la instancia siguiente, las preguntas de los diputados que le harán por escrito al ejecutivo estatal, se refirió a la fiscalización de los poderes estatales y municipios de la entidad, de la cuenta pública del 2011.

“Estamos muy al pendiente del proceso que se lleva en el Organo de Fiscalización Superior, su trabajo es muy responsable, en la citación de los funcionarios sujetos a responsabilidad, estamos hablando no solo del poder ejecutivo, sino de presidentes municipales de todos los partidos políticos, tenemos detectados más de 700 millones de pesos cuyo manejo no ha sido solventado; estamos atentos a lo que se haga antes del siguiente proceso de presentar las denuncias formales en contra de los funcionarios del gobierno anterior y presidentes municipales que no cumplan con las reglas que les impuso la fiscalización…., su servidor no va a meter la mano por nadie..”

Con esta admonición, queda aclarado el panorama, en este espacio, dejamos la interrogante hace unos días, si el diputado presidente del Congreso local, tendría la voluntad política para seguir e impulsar el movimiento de la Ley, en contra de aquellos funcionarios que han cometido graves faltas en el ejercicio de sus responsabilidades, ahí en el grueso legajo que les entregó Salvador Iñiguez, están los nombres de aquellos que pretendieron justificar sus desfalcos o desviación de recursos con facturas apócrifas.

Estos hechos, escapa a la falta administrativa, aún calificada de grave, son sin duda, a la luz del derecho penal vigente, delitos patrimoniales cometidos en contra del Estado, quienes fueron Secretario de Administración, Secretario de Finanzas, Secretario de Turismo y funcionarios menores, tienen nombre y apellidos, todos los conocemos, por orden de su jefe o por voluntad propia incurrieron de manera voluntaria en la vulneración de las leyes y normas que regulan el buen funcionamiento del ejercicio público.

Se les ha estrechado el margen de maniobra al funcionario venal y corrupto; el cuerpo de leyes federales y estatales, han dimensionado muy claro el escenario de responsabilidades de aquellos que falten a la honradez y probidad con que se debe comportar el gobernante y sus funcionarios.

Queda pues la instancia final, la consignación de los hechos a jueces penales por haber incurrido en ilícitos contra la administración pública; los señores diputados y su presidente, tienen una grave responsabilidad, vigilar el exacto derrotero de la ley, y no permitir que la laxitud de los procesos o las componendas políticas de última hora, echen al bote de la impunidad y la desvergüenza, el excelente trabajo de los auditores del OFS.

Todo aquel que haya cometido faltas graves y delitos, tiene que pagarlo conforme a derecho, de lo contrario, nuestra sociedad y sus actuales gobernantes sería una comunidad de cínicos, cómplices del pasado reciente que corrompió gravemente el ejercicio público y el manejo responsable de los dineros del Estado.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido