EN POS DE UN “GOBIERNO ABIERTO”

Luis Ignacio Palacios 27/11/2012 Comentarios

El ejercicio del poder en Roberto Sandoval, tiene singularidades, la eficiencia en el manejo de recursos millonarios, la obra pública, espectacular, potenciada por el marketing, es uno de sus principales activos, que le genera adhesiones, confirma los asertos de sus publicistas, que han trocado a los medios escritos en variopintos boletines gubernamentales; y la deflación de la Televisión pública es un escenario la mar de complicado, por el mucho de subjetividad que implica y ser un espacio de egos insuflados.

Por otra parte, la labor de prodigar recursos públicos que vienen de la federación para aplicarse como programas sociales, que le traspasa Sedesol, del ramo 20, para abatir la pobreza y marginalidad social; otros convenios son los que maneja Sagarpa son eficientes, dónde debe aportar el gobierno estatal, y el mérito radica en que se individualiza su ejercicio a la figura del gobernante que aparece como el hijo pródigo con talento de estadista para obtener recursos del gobierno de la república y saber aplicarlos a las áreas que considera prioritarias para recibir el manto protector de su gobierno.

El modelo de marketing en medios y sus productos comunicacionales, funcionan, sí pero como van orientados al nivel de la amplia base social que tienen, se incide en el acotamiento de lo sustantivo para fortificar imagen, y la amplia clase media y alta de la entidad, no es receptora del mensaje gubernamental; Roberto tiene conocimiento de lo determinante que son los medios emergentes para su comunicación política; de manera paulatina incide en Twitter y Facebook en tiempo real sobre tópicos y eventos que protagoniza.

Sí, pero este esquema se queda en el dintel del mensaje, no se abre aún al mecanismo de retroalimentación de los lectores del ciber espacio; y analizando los mensajes que emite el gobernador en sus cuentas, tienen la misma connotación de los mensajes gráficos y fotográficos que tiene su modelo en los medios escritos; sin embargo, es de ponderarse este ejercicio.

Empero, Roberto tiene que visualizar que nos estamos acercando a mutaciones del sistema político mexicano, nos referimos al sistema democrático de convivencia y valores que se basan en el establecimiento de mecanismos de transparencia del gobierno y del tener espacios permanentes para que los ciudadanos participen, opinen y discutan las políticas públicas, puesto que su obligación no se agota con el ejercicio del sufragio.

Se tiene que subir a otro nivel en la comunicación política, del ejercicio de la democracia representativa, hoy se habla ya de la democracia conversacional, aprovechando los canales del ciber espacio, para que la ciudadanía participe de manera activa en los procesos de la toma de decisiones de los gobiernos.

LA BASE DEL GOBIERNO ABIERTO

El bono democrático que tiene Roberto Sandoval en el ejercicio de su gubernatura se fortaleció con los asertos primeros de su reciente informe de gobierno; y puede instrumentar las bases de un “Gobierno abierto”  entablando una constante conversación con los ciudadanos en temas que son álgidos, con el fin de oír toda clase de opiniones para tomar decisiones basadas en las necesidades y urgencias de la ciudadanía; falta que los principales funcionarios de su gobierno participen en las redes sociales, no solo como lo han hecho hasta ahora, un ejercicio lúdico de solipsismo y el registro de sus nuevas actividades de solaz y esparcimiento.

Un Gobierno abierto, debe tener un andamiaje jurídico que garantice espacios de consulta y de participación ciudadana; es posible que en la agenda del Legislativo este tema pueda ser enriquecido con  las aportaciones que en este sentido haga el titular del poder ejecutivo; dado que los diputados siguen a pie juntillas su Plan de desarrollo institucional y no han llevado a cabo un evento de glosa y análisis para conocer la eficacia de sus reformas y adiciones legislativas al marco de derecho; es pues imprescindible la retroalimentación de todo acto de gobierno, con las opiniones ciudadanas.

La presencia de la internet en la vida de las sociedades, se encuentra ya perfectamente asentada, esto genera cambios profundos en la manera en que la gente se comunica entre sí, con intereses que le son comunes, y con los gobiernos, en la medida en que estos se abren para ser receptores de las aportaciones ciudadanas; es deseable la interacción de personas y gobernante sin que existan instrumentos de obstrucción en esta comunicación.

Antes, el individuo no era el importante sino los grupos sociales y sus intereses gremiales; hoy la participación individual ya no se diluye ni se mediatiza en los intereses de clase tradicionales, es el individuo y su capacidad de comunicación a través de los gadget´s quienes construyen el escenario ideal para instrumentar el “Gobierno abierto”.

A través de Internet y de la web social, es el ciudadano, el individuo, quien puede fortalecer el poder, organizarse, tejer redes sociales, construir las arquitecturas sociales necesarias para una reivindicación concreta, y desaparecer tras ello sin voluntad de permanencia; Roberto puede y debiera intentarlo, de esta  manera los gobiernos pueden cumplir con su deber de transparencia hacia la ciudadanía estableciendo canales abiertos de información, colaboración, participación y servicio al ciudadano.

Construyó su poder político siendo innovador y audaz; actuaría en congruencia…

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido