II INFORME DEL TSJ ASUNTO DE PERCEPCIONES

Luis Ignacio Palacios 26/11/2012 Comentarios

Leímos con atención el sobrio documento que el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia presentó ante los poderes, jueces, magistrados, invitados y medios en general; sus puntos argumentativos fuertes se basan en la lectura de la realidad que ha sabido construír al interior del aparato de administración de justicia, las reformas de procedimientos en áreas tan sensibles como las del derecho familiar, el novedoso programa de inducción social “Soy Legal”.

Los resultados de dos encuestas, la primera sobre los índices de satisfacción de los usuarios en su atención y confianza en el poder judicial, realizado por la Universidad Tecnológica local que le otorga un 70% de los consultados; y la del IMCO sobre Índice de Competitividad Estatal 2012 que otorga a jueces y magistrados nayaritas el primer lugar en calidad institucional e imparcialidad de la justicia.

Esto de las consultas no es asunto para legos, nosotros pensamos junto a las técnicas de los Gurús de las empresas consolidadas de consultoría, que a través de la consulta interactiva de datos  se ofrece una opción para un mejor aprovechamiento y análisis de la información, que considera la posibilidad de realizar consultas con diferentes niveles de desagregación, de acuerdo a las variables seleccionadas y diseño del tabulado, así como exportar la información obtenida a diversos formatos; de esta manera son fiables y creíbles los asertos a los que se refiere Pedro Antonio en su informe.

Y sí, es un asunto de percepciones, lo que no impide que en abogados y justiciables se den de vez en cuando incidentes de venalidad y corrupción de jueces de primera instancia; ellos tienen pruebas, pelo y señales que son inexistentes para el Consejo de la Judicatura del Estado, a la hora de la presentación de quejas en su contra.

Según el Banco Mundial, hace dos años México se encontraba en el tercio de países con peor Estado de derecho en el mundo ..! Según el índice del Rule of Law Index de World Justice Project, las causas principales de este menguado Estado de derecho eran un sistema penal ineficaz y discriminatorio que viola el debido proceso, un sistema penitenciario muy corrupto y la falta de aplicación igualitaria de la ley.

La consulta del IMCO, se refiere a la seguridad jurídica para la resolución de los contratos civiles y mercantiles; lo que sin duda es notable y justifica los asertos del magistrado presidente, que sabe de la inacabada exigencia social de que aplicar la ley de manera igual para todos es una condición básica del Estado de derecho.

En cuanto a la corrupción –tema que no aparece en el documento en comento- todo mundo sabe que es la manifestación más nítida de la impunidad; todavía es una extendida percepción de que todos los políticos son corruptos en México, el poder se sigue buscando para el enriquecimiento personal; empero, este tema tiene su origen en el dispositivo legal que es la Cámara de diputados y la Contraloría del poder ejecutivo a quienes les corresponde mover los mecanismos legales para ir en contra de un ex funcionario que se haya enriquecido con el uso indebido de recursos públicos.

DESAZOLVAR CANALES DE COMUNICACIÓN

Una interesante aportación que hace Enríquez Soto en su documento, es la declaratoria de la necesidad de que jueces y magistrados tengan canales abiertos de comunicación con los justiciables y la sociedad, “nuestra misión no solo se circunscribe a dictar sentencias técnicamente impecables, ocupamos comunicarnos de forma franca y clara con los ciudadanos.

No olvidemos que en cada sentencia que dicta un juzgador se resuelve la vida de seres humanos, su libertad, patrimonio, honor, están depositados en nuestras manos. Por ello la gente debe ver a sus jueces y magistrados como personas dignas de confianza.

La sensación de impunidad o de injusticia muchas veces se logra por la pésima atención que brindamos en nuestra tarea de juzgar; porque no pudimos o no quisimos dar el tiempo necesario para que la gente fuera escuchada..”

Estos asertos son a nuestro criterio uno de los puntos favorables con que se percibe la actuación del magistrado presidente, tienen todos los que trabajan en el Poder Judicial, que justificar y demostrar lo aseverado por  el presidente del TSJ y del CJE, que se están preparando a diario para enfrentar los retos enormes que significan las trascendentales reformas constitucionales, la más grande desde la aparición de la Constitución general de 1917.

Todos los jueces ya tienen que saber interpretar a la luz de las adiciones a la Carta Magna en materia de derechos humanos, y conocer los límites y controles del nuevo sistema de justicia penal; todo este cambio de paradigmas, implica un nivel superior de cultura jurídica en los juzgadores, entendemos que esta área pertenece a las debilidades que hoy tiene el sistema de administrar justicia en Nayarit.

Tenemos que orientarnos, al criticar la procuración y administración de justicia en la entidad, en ver la Judicatura y su función social, insistir que el Estado de derecho supone la prevalencia de normas conductoras  de las relaciones humanas, con el objetivo de solucionar de forma pacífica y ordenada, los diversos intereses sub júdice y los conflictos sociales.

Se trata pues de institucionalizar el orden jurídico, someter la administración pública a la ley; insistir –repito- en la vigencia de un control judicial adecuado; de cara a las novedades procedimentales que implican la Interpretación conforme y control difuso de convencionalidad, que es el pilar del nuevo paradigma de los jueces mexicanos.

Hacer de la función jurisdiccional, un ejercicio cotidiano del examen de compatibilidad de las normas nacionales y la Convención americana sobre Derechos Humanos y todos sus protocolos adicionales; se trata de que, en todo caso sea aplicado el corpus iuris interamericano; ¿lo hacen ya nuestros jueces..?

Estemos atentos pues, si este ejercicio de compatibilidad lo podrán hacer ya en el Poder judicial, jueces y magistrados, para darle de esta manera, el mejor responso a los anuncios y las expresiones optimistas que Pedro Antonio Enríquez hizo en el II Informe de labores a su cargo en la Presidencia del TSJ y del CJE.

Contacto: luisi48@prodigy.net.mx

Interactúa con el autor, deja un comentario u opinión »

Ir al contenido